Las principales causas del dolor de encías

El dolor de encías es una afección común que puede afectar a personas de todas las edades. Las encías inflamadas y doloridas pueden ser muy molestas y, en muchos casos, el dolor se acompaña de sangrado al cepillarse los dientes o incluso al masticar. Determinar la causa del dolor de encías es crucial para aliviar las molestias y prevenir nuevos episodios. En Clínica Dental Biogasteiz, nuestros dentistas en Vitoria están preparados para ayudarte a identificar y tratar las causas del dolor de encías, garantizando una salud bucal óptima.

 

¿Por qué tengo dolor de encías?

El dolor de encías puede aparecer por diversos motivos. Entre las causas más comunes se encuentran las enfermedades periodontales, un cepillado demasiado agresivo, las aftas bucales y ciertos tratamientos odontológicos. A continuación, exploramos en detalle cada una de estas causas.

 

Enfermedad periodontal

La acumulación de placa bacteriana (sarro) en los dientes puede causar procesos infecciosos que inflaman y enrojecen las encías, haciéndolas propensas al sangrado durante el cepillado. Esta condición se conoce como gingivitis, la fase inicial de la enfermedad periodontal. Si no se trata, la gingivitis puede progresar a periodontitis, una forma más grave que afecta las estructuras que soportan el diente, causando dolor y poniendo en riesgo las piezas dentales. La gingivitis y la periodontitis suelen estar causadas por malos hábitos de higiene bucal, aunque factores como la genética, enfermedades como la diabetes y ciertos medicamentos también pueden contribuir.

Cepillado muy agresivo

Cepillarse los dientes con demasiada fuerza puede provocar la retracción de las encías, exponiendo más el diente y causando dolor. Además, un cepillado o limpieza interdental agresiva puede irritar o dañar las encías, causando enrojecimiento, inflamación y dolor. Es importante usar una técnica de cepillado suave y adecuada para evitar estos problemas.

Aftas bucales

Las aftas bucales, también conocidas como llagas o úlceras, pueden aparecer en las encías y causar dolor significativo. Estas llagas suelen ser dolorosas y pueden dificultar la masticación y el cepillado. Determinar el origen de las aftas es crucial para iniciar el tratamiento adecuado.

Tratamientos odontológicos

El dolor en las encías es común después de varios procedimientos odontológicos, como la extracción de dientes, la colocación de implantes dentales y los tratamientos de ortodoncia. Estos procedimientos pueden causar microtraumas en las encías, resultando en dolor que generalmente disminuye en unos pocos días. También es posible experimentar dolor de encías y sensibilidad en los dientes después de una limpieza profesional o un blanqueamiento dental.

Absceso dental

Un absceso dental o flemón es una inflamación de la encía causada por una infección bacteriana. Se presenta como un bulto doloroso lleno de pus y puede ser muy doloroso. Los abscesos dentales son comunes en la parte posterior de la boca, donde el cepillado y la limpieza son más difíciles.

Cambios hormonales

Las fluctuaciones hormonales en mujeres pueden causar dolor de encías en varias etapas de la vida, como la pubertad, antes del periodo menstrual, durante el embarazo, en el post parto y en la menopausia. Estos cambios hormonales pueden hacer que las encías sean más sensibles y propensas a la inflamación.

Bruxismo

El bruxismo, o el hábito de rechinar y apretar los dientes, puede dañar las encías. Este hábito, a menudo relacionado con el estrés y la ansiedad, puede causar dolor y daño a todas las estructuras dentales, incluidas las encías.

Medicamentos

Algunos medicamentos, como los anticonvulsivos, inmunosupresores, bloqueadores de los canales de calcio, anticonceptivos orales y antidepresivos, pueden causar dolor e inflamación de las encías.

Deficiencias nutricionales

La falta de ciertas vitaminas, como las vitaminas B, C y D, puede contribuir a la inflamación y el dolor de encías. Mantener una dieta equilibrada es esencial para la salud bucal.

Alergias

Algunas frutas, verduras y frutos secos pueden causar reacciones alérgicas que provocan picor e inflamación en las encías. También ciertos dentífricos o enjuagues bucales pueden irritar las encías.

Erupción dental

La salida de los dientes de leche en los bebés puede causar dolor de encías. Este proceso natural puede ser incómodo y a menudo requiere medidas para aliviar el malestar.

 

Cómo aliviar el dolor de encías

Para calmar el dolor de encías, es necesario conocer la causa subyacente. Sin embargo, existen algunas medidas que pueden ayudar a aliviar el dolor de forma temporal:

  • Gárgaras de agua y sal: La sal actúa como un agente antibacteriano natural que ayuda a reducir la inflamación.
  • Enjuagues bucales antibacterianos: Pueden aliviar el dolor y reducir las bacterias en la boca.
  • Esprays anestésicos bucales: Estos productos contienen anestésicos locales como la benzocaína, que proporcionan alivio inmediato.
  • Medicamentos para el dolor: El ibuprofeno y el paracetamol pueden ser efectivos para aliviar el dolor de encías.
  • Higiene dental adecuada: Mantén una rutina de cepillado y limpieza interdental, incluso si hay dolor en las encías.
  • Limitar alimentos y bebidas irritantes: Evita alimentos ácidos, duros o picantes que puedan irritar las encías.

Es importante recordar que estos remedios son útiles para el alivio temporal. Si el dolor de encías persiste más de una semana o es recurrente, debes acudir a una clínica dental para una evaluación y tratamiento adecuados.

El dolor de encías puede tener múltiples causas y es fundamental identificar la raíz del problema para tratarlo eficazmente. En Clínica Dental Biogasteiz, nuestros dentistas en Vitoria están comprometidos a ofrecerte la mejor atención para mantener una salud bucal óptima. Si experimentas dolor de encías, no dudes en contactarnos para una evaluación profesional y un tratamiento personalizado. Visita nuestra página web www.biogasteiz.com para obtener más información y programar una cita con nuestros expertos.